Articulo escrito por Auturo Velasquez Sotomayor


El año 2015, fue  un año triste, la TVE y Europea, emitían en todos sus noticieros escenas, e imágenes que acongojaban, entristecían, el alma, el corazón de toda la humanidad veíamos, escapando desesperados a niños, adultos y ancianos, sin distinción de sexo, huyendo de la pesadilla de la guerra, ''estos desdichados, solamente buscaban asilo, expresaban en sus rostros la inmensa inhumanidad de unos que posiblemente quieren las guerras (para proteger sus intereses) otros que niegan ese derecho y todos nosotros tan culpables por nuestra inmovilidad, no olvidemos, que esas personas solamente quieren salvar esa cosa más preciada que es la vida, más aun viendo la muerte de un niño, ahogado en el mar!

Verlos correr, por los verdes e inmensos sembradíos de maíz ,con sus hojas lanceoladas ondeándose, por el fresco viento de Macedonia y Bulgaria. etc

En esos momentos tan tristes llenos de indignación, decidí cambiar esas imágenes por algo alegre, bueno y sabroso; que lo titularé '' LA CHOCHOCA'', con la finalidad de no olvidarlo, porque sospecho que se esto está ocurriendo, convencido estoy que su base, jamás será olvidado, ''EL MAIZ''.

LA CHOCHOCA

CHOCHOCA.- No conozco el origen etimológico,  de la palabra, aun así no lo olvidaré, porque entre ella y yo existe una relación inseparable y recuerdos imborrables de mi niñez en mi querido Corongo.
El maíz, una vez cocido (hervido) tiene que pasar por un secado, más bien es una insolación, por  aquellos  y de vez en cuando lo removían, mientras los niños jugaban en una fosa (pozo amplio) que existía con agua y barro en ese lugar, que anteriormente había servido de horno para hacer tejas y adobes y ya entrada la tarde cuando el ocaso llegaba, recogían el producto y se marchaban a casa, para preparar la molienda; bajo la escalera de casa, exista un" batán" que consistía en una plataforma de piedra y el otro utensilio de bordes romos que servia para triturar el cereal con unos  movimientos simultáneos de  vaivén,  ¡¡y lista la harina ruda, chochoca!!
años los niños de muchas familias de Corongo, especialmente en ''Malambo'', íbamos  a secar los cereales a un descampado ubicado (al píe y frente del cementerio), transportando los cereales, unos en alforjas, otros en costalillos, etc., se  extendía una manta o poncho en el suelo y sobre este se distribuía el producto, una vez tendido, las niñas se sentaban a su costado, para evitar que los pajaritos lo devorasen
(Según me contaba mi madre, ese batán lo había llevado de Lima en el año 1937, el Sr.  Laurencio Salazar, segundo esposo de mi bisabuela Melchora Valverde) y a preparar la exquisita sopa de chochoca, que en los  fríos  y largos inviernos de esa altitud, nos mantenía fuertes, sanos y porque no decir hermosos?, alguien dijo, ''Los hombres de los Andes, fueron los pequeños gigantes de las alturas andinas, únicos habitantes de ese clima, seguramente a consecuencia de su alimentación, entre otras la sopa de chochoca (tsutsuqa kashki).
Ningún ancashino, olvidará aunque lo exprese jocosamente al ''Jilguero del Huascarán en su huayno, ¡¡sopa de chochoca!!.
En ese entendimiento infantil, ''te sacaré la chochoca'' hasta en la actualidad lo creía, como te sacaré la sangre'' te sacaré la mugre'' o te sacaré la m....''en conclusión significa que te ganaré en la pelea), en muchas ocasiones a consecuencia de una discusión o cualquier otra situación, en el recreo, que se generaba con otro compañero o adversario en el juego, se sellaba la apuesta, entrelazando los dedos meñiques, asi quedaba sellada la pelea a la salida del cole, ''la pelea se realizaba con trompadas, cabezazos, chalaquitas, etc. y ningún objeto, porque éramos niños (mientras que las niñas usaban otros medios) , finalizaba la pelea por: abandono o sangrado de nariz y a lavarse la nariz con el agua fresca y cristalina del rio y llegar a casa sin signos de peleas, ''recuerdo que yo no era siempre el ganador al contrario en más ocasiones me sacaban la chochoca, a pesar que no me caracterizaba por un niño pacifico, (como se dice, más venían que iban) al día siguiente amigos como siempre.

VARIEDADES DE LA SOPA DE CHOCHOCA.-  Dependiendo de las regiones, del añadido y cantidad de la harina, ejemplo, sopa de chochoca de chancho, de gallina, verde, etc, e incluso existe una sopa de chochoca de mi suegra: y les puedo asegurar ,que no hay ninguna suegra dentro de la sopa.

EL MAIZ:  (SARA,TUNKKU)

Antes    de comenzar, transcribiré  un fragmento de un contrato de compra venta de una chacra en Corongo.
“En la villa de Corongo a los 2 días del mes de octubre de 1876 ante mí: ciudadano, Juan Armijo, juez de paz compareció presente don: Juan Carguahuanca en mancomún con su esposa Manuela Toribio dijeron: que por el tenor de la presente escritura daban y dieron en venta publica a doña Ignacia Izaguirre, una chacra con semillas de 1 celemín del maíz, más o menos, en el lugar de Cashantay en precio y cuantía de 29 pesos en moneda normal y corriente”.
Nota (transcripción exacta al original.)

Posiblemente las primeras semillas de maíz hayan sido sembradas en la pampa PIKIMARKA( Dr. Kasuo  Terada) y desde allí se haya desplazado al resto de las poblaciones aledañas, hasta llegar a ser cultivadas desde la zona yunga hasta  las jalcas, como la variedad muruchu, shajato etc. prácticamente llegando a ser su cultivo muy importante en CORONGUIMARKA, no sin razón, Aticara en quechua coronguino significa granero de maíz existen pruebas fehacientes  que al maíz se le llamaba harahuayunka y de allí provenga el nombre de varios parajes como Araguay  y otras. El cultivo no podría a haber sido o por lo menos con la misma intensidad si no hubiese existido la famosa RAKUA.

Existen referencias  históricas que ya en las culturas de Caral, Chavín e Incanato ya se utilizaban con fines alimentarios,  rituales ceremoniales y de recompensación.

En el incanato SARA MAMA era la protectora (cónopa del maíz) era infaltable en cualquier festejo, otorgaba  prestigio a sus consumidores con respecto a los otros alimentos, lo utilizaban para retribuir servicios a guerreros, administrativos, regalos a nobles etc. lo utilizaban como arma de dominación contra las otras etnias.

Cualquier acto de redistribución, retribución sin algo de maíz era considerado  incompleto,
La etnia inca lo utilizo con inteligencia, por  ejemplo en los ritos de siembra del maíz se veneraba a Mama Huaco (según algunos era una de las esposas secundarias de Manco Capac) por haber sido la primera mujer de haber sembrado maíz en el Cuzco, no olvidemos que la etnia inca en su largo recorrido antes de llegar al Cuzco ya lo habían sembrado por allí.

El control de su cultivo era vital y asunto del imperio (de estado) a diferencia de otros alimentos que eran potestativos de los ayllus y familias, los  incas a fin de justificar su dominación a las otras etnias se autoproclamaban los paradigmas de la civilización, "todo  lo bueno es atribuido a ellos" son los distribuidores del maíz y para continuar con el poder construyeron esas inmensas terrazas o andenes para la siembra del maíz bajo la propaganda  mistificadora  que eran hijos de los dioses.

"Pacha Mama no me agarres no me hagas cansarme, que no me caiga, te daré  en ofrenda: maíz, chicha, coca etc. etc. ha perdurado la fama del maíz que hasta no hace poco tiempo atrás  se utilizaban los granos del maíz para predecir las enfermedades, al lanzarlos al aire si los granos quedaban parados las personas sanaban.

Junto a la momia de la famosa Juanita que se encuentra en Arequipa se encontró maíz expresando la buena compañía en ese viaje de los sacrificados.

En esa pequeña cocina de casa, ubicada en el Jr. Maravillas del barrio de Malambo, donde mi madre, su madre, su madre y así sucesivamente todas las madres de mi familia prepararon esos alimentos, en mi caso, la primera década de mi vida, esos agradables alimentos que seguramente fueron los protagonistas esenciales para conservarnos sanos y fuertes, recuerdo las pequeñas y hermosas manos de mi querida madre, encendiendo y moviendo la leña que producía, llama, fuego, que servían para preparar los exquisitos alimentos en esa tullpa  que funcionaba de forma continuada todo el día y todos los días del año.
Cada día mi madre tostaba esos coloridos granos de maíz que generaban la cancha, en esa cazuela de barro que simulaba un horno pequeño de boca amplia, ese acto perfecto  emitía  un ruido inolvidable y el olor característico, de la cancha recién  preparada y comerlos caliente producían una sensación indescriptible.
La cancha; alimento que se consumía a diario y era la primera porción que llegaba a la boca, por supuesto, que en esa misma cocina se preparaba todos los otros alimentos derivados del maíz: Chicha, humitas, tamales, mazamorras, etc. etc.
La chicha (asua, kusa) bebida que se consume desde tiempos  inmemoriales, prácticamente reemplazando al agua en muchas ocasiones. En el incanato sobretodo en los aynis (reciprocidad), mingas (colectividad), mitas (estatal), claro que  seguramente trabajaban alegres y contentos por sus efectos, hasta existían esa creencia que si faltaba la chicha les producía malestar, debilidad y hasta alguna enfermedad.

En Corongo era muy popular por aquellos años la chicha de jora, preparado por muchas familias, aparte por el chichero mas famoso, Don Michelito, esa chicha que se consumía  cotidianamente en los domicilios, como por los trabajadores agrarios en sus faenas diarias: sembrados, barbechos, cosechas etc., eran transportadas en cantaros y porongos que conservaban su frescor, sabor y se bebían en los famosos potos (especie de tazones de calabazas) por añadir algo más diré  que el sabor de esa chicha bebida en esos potos era algo diferente al sabor que llegue a beber en las chicherías de los Piuranos en Lima.

Continuando con la chicha en Corongo  pervivía una costumbre como en muchos pueblos de Ancash que el remanente de la chicha se aprovechaba para venderlos y lo anunciaban colocando una bandera roja en el frente de sus casas, "La  señora X vende chicha" aclaro, que la bandera blanca era para el pan.

Algunas tardes varios niños y no niños nos ubicábamos en la calle unas veces jugando al futbol en esa calle empedrada, otras solamente charlando y esperando la asomada de esos hermosos burritos con su carga fardos de tallos de maíz  que esos infatigables vecinos retornaba a sus casas después de la fatigosa tarea en sus chacras: vecinos, como: Don Segundo padre de Felipe, Don Chivico padre de mi amigo Mishaco, el Señor Liñan padre de mi amigo Cleto, Don Ocxas padre de Julio y Olimpio, el Señor Gonzales, que solamente tenía hijas y otros muchos y buenos vecinos coronguinos.

Estos vecinos ya sabían lo que queríamos " cañas ,cañas  y más cañas"  desprendían su famosa hoz que casi siempre lo llevaban en sus cinturas sostenida por las fajas, cortaban los tallos y a saborear esas golosinas dulces con esa avidez incontrolable y luego continuar jugando.

Soy uno de esos  privilegiados  por haber vivido y sentido la famosa matanza del chancho, pobre animalitos se pasaban comiendo y bebiendo parsimoniosamente día a día tiempos variables que a veces llegaba a ser meses, una preparación a base de harina de maíz y llegaba la hora, casi siempre antes del amanecer esos hermosos cerdos eran sacrificados (no referiré  la manera de hacerlo) preparado y listo los chicharrones los niños éramos  los repartidores de esos sabrosos platos compuestos de : chicharrones, el famoso mote de maíz con cebolla, a los vecinos mas allegados, mientras las madres y abuelas preparaban con sus manos expertas las  riquísimas morcillas y  a si   pasábamos año tras año y de matanza en matanza costumbre muy arraigada por aquellas tiempos en Corongo.

Otro recuerdo que asoma vagamente a mi cabeza es; que des pues del acompañamiento a la despedida de cualquier difunto a sus tumbas del cementerio regresábamos y al pasar por la casa del difunto y sus familiares estos nos ofrecían como compensación una ración del famoso mote de maíz que como siempre nos agradaba y lo devorábamos.

Mi padre en una chacra que teníamos no lejos de casa (Antahuella) sembraba maíz se defendía  muy bien a pesar que su oficio habitual era la carpintería.

Cuando ya brotaban los choclos, casi siempre por las noches eran  devorados   por unos  animales (perros) yo realmente no llegue a verlos, algunas noches nos acercábamos a la chacra para protegerlos de dichos animales recuerdo que mi padre siempre llevaba su retrocarga (arma de fuego tipo escopeta) al sentir la presencia de los devoradores descargaba estruendosamente y adiós perros huían despavoridos salvados los riquísimos choclos.

De las muchas variedades de maíz que existen supongo que habrá  una que se comen crudas porque nosotros con algunos amiguetes lo hacíamos nos lo comamos crudos y que bien que estaban.
Maíz morado, muy  importante para la dieta humana por sus componentes como las antocianinas que se caracterizan por ser potentes antioxidantes y posiblemente las mezclas culinarias no hayan llegado a su fin veremos y continuaremos saboreando por muchos años mas, seguramente nuestro gran escritor Ricardo Palma estaba pensando en el maíz cuando inmortalizo esa frase (limeño mazamorrero).

Mi Emigración a la capital, Lima, no fue de mi agrado pero en fin era la situación, sin embargo el maíz no se separo de mi porque familiarmente  continuábamos  ingiriendo   cancha, aunque con menor intensidad, por esas fechas ya se insinuaba su olvido en la capital que felizmente no llego a ser completa porque en la actualidad se consume con mas asiduidad.

Mi relación con la planta del maíz continuaba, nos fuimos a vivir a San Martin de Porras que anteriormente  se llamaba barrio de 27 de Octubre, este lugar estaba rodeado por plantaciones de maíz (chala), llamado Conde Villa Señor, supongo que esto reforzó aún mas mis recuerdos tanto de Corongo como del maíz, en una porción de terreno de esa zona fue construido la Gran Unidad Escolar José  Granda donde pase una hermosa parte de mi vida, la adolescencia y toda la secundaria, si bien es cierto que el destino me negó  la inauguración del colegio San Pedro de Corongo pero si tuve la suerte de ser la primera promoción de mi colegio José Granda.

En mi juventud en la Argentina me aproxime a la riquísima polenta que en esa etapa de estudiante me acompaño generosa y permanentemente en todo momento ya sea en casa, en la pensión, en el restaurante dándome  fortaleza y vigor.

Frecuentemente me deleitaba escuchando uno de los tangos mas populares "el choclo" con su hermosa música y armoniosa letras.

El ingrediente más sabroso del puchero es el choclo la mazorca más tierna del maíz es la presa más codiciada de la olla, se había hecho famoso en la fonda El Pucherazo de Buenos Aires por aquellos años.
Comento que por esos años unos compañeros viajaron a Lima a su retorno me comentaron con mucha alegría que habían comido la cancha peruana y les comente que si hubieran estado en Ancash se hubieran quedado.

Posteriormente tuve la inmensa suerte de vivir en Europa aquí tuve la alegría de reencontrarme con la polenta.

Polenta  sinónimo  de fortaleza " estas polenta quiere decir estas fuerte".

La polenta primero lo preparaban de trigo y cebada pero al llegar el maíz no tubo rival.

Es tan popular y frecuente su consumo que en el norte de Italia continúan con ese dicho antiguo de llamarlos a los pobladores "polentoni" (comedores de polenta)

En España existe un dicho que ya en la actualidad esta muy popularizado "a falta de pan buenas son tortas, significa que cuando faltaba trigo para el pan, después de las guerras lo hacía a base de maíz.
Las palomitas, existen pruebas que su consumo ya se hacía en la cultura Moche y otras culturas, muchísimos  años  después se patento la máquina de preparar palomitas (1885) y su consumo en las salas de cine comenzó en 1912 en los Estados Unidos, en la actualidad es imposible asistir al cine y no consumir las riquísimas palomitas. No lo sé, si la película es mejor comiendo palomitas o las palomitas son más agradables por la película, en lo que me concierne, seguiré  consumiendo, que ya lo hice 1º con mi esposa luego con mis hijos y en la actualidad con mis nietos.

Continuando con el 7º arte el cine: El maíz ha sido protagonista de muchas películas, que someramente les comento.

Los 7 Magníficos (1960) al inicio de la película se observa a algunos artistas que interpretan a mexicanos desgranando las mazorcas del maíz y finaliza casi con las mismas escenas en este caso se observa algunas hermosas mujeres (mejicanas) desgranando las mazorcas, el núcleo de la película, el bandido  Calvera  encarnado por el actor Eli  Wuallash cada años se acercaba al pueblo después de las cosecha de maíz ¿por algo será?

Aquí  les comento mi análisis del final de la peli, Horst Buchholz se queda en el pueblo no por la bellísima protagonista sino por el maíz que observa en la mano de la dama.

Los cañones de San Sebastián (1968) uno los protagonistas en rebeldía encarnado por Charles Bronson, atacaba al pueblo cada año para apoderarse de las cosechas del maíz y además se observa unos extensos maizales y su transporte en las carretas.

El Soplón (2009) Mat Demon al inicio de la película se ven unas escenas junto a su hijo y esposa ingiriendo unos hermosos y amarillos choclos "si eres un accionista todo lo que importa es que el maíz entra por un lado y los beneficios salen por el otro" y además muchas series principalmente las norteamericanas se filman a veces en inmensos maizales.

Además, el soñar con maíz significa dinero gastable (estampas indias 1941) solamente puedo asegurar que cuando de niño soñaba con maíz se cumplía, porque al día siguiente comía cancha ¡como que no se cumplía!
En Yungay (Marap) las hermosas pallas bailan llevando una vara con penacho que representa al maíz ¿Quién en las serranías del Perú  y casi seguro muchos de Lima no usan las barbas del choclo como diurético?
Bárbara  Mcclintock: Gano el premio nobel de medicina y fisiología en el año 1983 por su estudio cito genético  del genoma del maíz, estudio que demuestra la causa de los distintos colores de los granos de la mazorca (genes transposones).

Para terminar diré  que hasta los gatos se aprovechan del maíz porque de la coronta se elabora la arena que usan los gatos.

Finalizo con un poema de Pablo Neruda:

ODA AL MAÍZ

América, de un grano
de maíz te elevaste
hasta llenar
de tierras espaciosas
el espumoso
océano.
Fue un grano de maíz tu geografía.
El grano
adelantó una lanza verde,
la lanza verde se cubrió de oro
y engalanó la altura
del Perú con su pámpano amarillo.


Un emblemático personaje que en tiempos de juventud vino a la capital de la republica a estudiar ebanistería en el SENATI instituto educativo de mando medio como becario de la institución según recuerda Gilbert Collazos que además era vecino suyo y que en nuestra niñez lo visitábamos frecuentemente en su taller del barrio Dos de Mayo para pedirle que fabrique las ruedas y demás piezas para el “jeep” de madera que construimos tal como indicaban los planos de la revista Mecánica Popular que le robaba a mi abuelo en Cabana para pasear en la vereda de nuestra calle y que él siempre estaba presto a complacerme seguramente pienso yo que lo hacía también porque todavía se sentía niño y que cuando estudio en Lima pudo haber visto los originales juguetes de fábrica que nunca pudo tenerlo, por esos se entusiasmaba en hacerlos dejando a veces a un lado los trabajos pendientes que cumplir.

Al lado izquiero Samuel Reyes (autor de la nota) y a la derecha Ricardo Vargas "Shapra"
Su taller técnicamente implementado con una sierra de disco a motor de petróleo y demás complementos era lo más moderno para los trabajos de carpintería de esa época en Corongo. Dicen la mayoría de los que lo conocen y tratan con el que su parquedad es alucinantemente fría, es un tipo de pocas a casi nada de palabras y que es muy difícil intentar entablar una amena conversación con él, comentan que cuando joven estaba aún su padre le pidió ir a su chacra de Turhuasi a hacer algunas reparaciones en la pirca que se había caído por el crudo invierno vivido y de paso ver los animales que criaba allí. Después de cumplir la tarea encomendada para emprender el regreso a casa al verificar la conformidad de los animales se percata que una joven ternera yacía tirada entre los matorrales al parecer recientemente muerta porque se conservaba integra aun. Llega a casa de su padre y al verlo le dice en un corto, cortante y parco monologo:

- Tu ternera se ha muerto.

No hubo un comentario alguno más y se fue.

Pasaron unos tres días un vecino que tenía una chacra también en Turhuasi junto a la de su Papá al ver volar a los gallinazos en círculos encima de su sembrío desde una lejana posición tuvo que bajar hacia ella para verificar la razón del lúgubre vuelo de las aves carroñeras, que por demás sabido es que la descomposición de algún animal muerto en desarrollo está, comprobando efectivamente que en la chacra de don Víctor “llullucho” Vargas había una ternera en descomposición emprendiendo la vuelta de acenso hacia Corongo y una vez llegado a la ciudad se dirige a casa de Llullucho para informarle de la mala noticia que llevaba, este al escucharlo recuerda que días atrás había mandado a su hijo Ricardo a reparar la pirca.

De inmediato se fue en busca de él para pedirle una explicación, porque según sus cálculos el debió de percatarse de la muerte del animal y además que si era de poco tiempo el deceso se puedo haber aprovechado la carne.

Al encontrarlo se entabló el siguiente dialogo:

- Ricardo ¿Por qué no me avisaste que la ternera se había muerto cuando volviste de Turhuasi?

Recibiendo como parca respuesta:

- Tu ternera está muerta… te dije.

Sin un mayor comentario que hacer siguió armando la puerta de madera que trabajaba.

Los viajeros de antaño para dirigirse a las ciudades de la costa tenían que partir de Corongo hacia la estación del tren en Yungaypampa para poder abordarlo. Esto era todo un acontecimiento de preparativos y precauciones anticipados en la noche anterior al viaje que tenía que tomar un jefe de familia precavido por las múltiples ocurrencias que se presentan cuando se aborda el tren, cual medio de transporte masivo siempre ocurre principalmente al llegar a la estación de Chimbote urbe pesquera de gran desarrollo poblacional costero.

El pito del tren que anuncia su llegada a la estación casi al final de cada tarde es el indicativo para que mucha gente se aglomere en la salida de la estación, muchos de ellos vendedores ambulantes, familiares de los que llegan, curiosos y gente de mal vivir camuflados entre ellos que esperan su oportunidad para robar las pertenecías de los viajeros descuidados.

Juan Díaz sale de la estación rodeado de su pequeña prole junto a su señora cunado en un descuido se extravía en la multitud de la gente el último de sus retoños de unos cinco años de edad perdiéndolo de vista rápidamente lo que lo obliga a detener la salida de su familia ubicándolos en un lugar visible de la rampa de la estación y vuelve presuroso junto a su desesperada esposa hacia la estación en busca de su extraviado hijo, lográndolo ubicar en medio de la agitada gente llorando desconsoladamente corre en su encuentro y lo primero que hace es palparle la entrepierna del pantaloncito que tenía puesto el niño y con un suspiro de satisfacción y alivio le dice a su esposa:

Menos mal que el paquete del dinero que le cosí en el pantalón está allí….

Para sorpresa de la madre que se desgañitaba en llanto por el mal rato pasado.


Anécdota recopilada por Samuel Nieves, contada por Emiliano Sifuentes Minaya.


Lucho, Emiliano, Javier, Eder, Raul y Cesar.
Samuel Nieves (izquierda)


El quechua de Corongo, también conocido como llaqwash, era el idioma principal de la cuenca del río Manta y sus afluentes durante casi dos milenios. Siglos antes de la llegada de los europeos con su lengua extranjera, el quechua de Corongo era un sofisticado medio de comunicación en el desarrollo de la organización social estable y de la agricultura sostenible. Los hablantes del quechua de Corongo ingeniosamente diseñaron los sistemas de recolección y distribución de agua, beneficio que permitió que la sociedad local prospere. La importancia de estos logros en la ingeniería y la estructura social se conserva hoy en el papel de "juez de agua" en las fiestas anuales en toda la Provincia de Corongo. El idioma también se desplegó con éxito en la defensa de estos territorios fértiles y atractivos de los invasores agresivos. Más allá de los avances sociales y tecnológicos que ofrece la lengua, el uso refinado y culto del quechua de Corongo se demuestra en la expresión vibrante y rendimiento poética de temas indígenas en la canción, el teatro y cuentos épicos, como el Aćhkë (Hintz con Pinedo Domínguez 2008).
  
El destacado lingüista peruano, Alfredo Torero, demostró que el quechua no es simplemente una lengua con muchos dialectos, sino más bien una familia de lenguas, similar en alcance a las familias de lenguas europeas, como Romance (castellano, francés, italiano, portugués, etc.) y Germánica (inglés, alemán, holandés, sueco, etc.). Recopilando los datos a lo largo y ancho de América del Sur occidental, Torero mostró, además, que el origen de la familia de las lenguas quechua se encuentra en la zona central del Perú, es decir, en los departamentos actuales de Ancash, Huánuco, Lima, Cerro de Pasco y Junín. Como tal, los lingüistas se refieren al conjunto de lenguas quechuas del centro del Perú como "Quechua I", que significa "el quechua original." Las variedades posteriores del quechua hablado en el sur y el norte del Perú, Bolivia, Argentina, Ecuador y Colombia se conocen como "Quechua II" (Torero 1964).
  
Debido a la relativamente reciente ascenso e influencia del Imperio incaico en los últimos 1,000 años,  un mito popular surgió que la lengua quechua tiene su origen en el sur del Perú, es decir, en Cusco y sus alrededores. Este mito de que el "quechua legítimo" se habla sólo en Cusco persiste en algunos sectores hasta hoy. Sin embargo, todos los lingüistas peruanos y extranjeros reconocen y entienden que la familia lingüística quechua antecede el Imperio incaico por 800 a 1,000 años. Lo más probable es que los gobernantes incas en Cusco adoptaron la lengua quechua de la zona central del Perú con el fin de avanzar de manera eficaz la conquista de los territorios estratégicos y productivos hacia el norte. Si hay alguna justificación para el término "quechua legítimo", debería aplicarse a idiomas como el quechua de Corongo que conserva los sonidos de la lengua proto (original) quechua, como la africada retrofleja /*ć/ (ćhaki ‘pie’) y /*ñ/ (ñinki ‘tú dices’).
  
El quechua de Corongo, junto con el quechua de Sihuas, son las más norteños de las lenguas Quechua I originales (Hintz 2000). Los antiguos senderos que conectan Corongo con Cajamarca en el norte habrían introducido la lengua quechua a ese territorio hace aproximadamente 1,500 años. Más tarde, el idioma culli se levantó a lengua principal del territorio conocido hoy como el Departamento de La Libertad, extendiéndose hacia el sur hasta el extremo norte del Departamento de Ancash en la Provincia de Pallasca, y los Distritos de Yupán y Bambas en la zona occidental de la Provincia de Corongo.
  
En efecto, Corongo tiene no sólo una, sino dos lenguas ancestrales, el llaqwash y el culli. Por razones desconocidas, los padres de familia dentro de la comunidad del habla culli dejaron de hablar el idioma con sus hijos en el siglo 19. Como resultado, el culli sufrió una caída estrepitosa y fue completamente extinguido por los primeros años del siglo 20. Registros de la Iglesia mencionan que el Catecismo y pasajes de la Biblia se tradujeron al culli por los agustinos en Huamachuco por el año 1560. Los representantes de la Iglesia utilizaron estos textos religiosos con eficacia entre la población general (Durston 2004). Lamentablemente, esos documentos se han perdido en el tiempo. Hoy en día, todo lo que queda del culli, la hermosa lengua de una sociedad milenaria, son unos pocos topónimos y fragmentos de listas de palabras recogidas por Mons. Compañón (obispo de Trujillo) en 1780, y por Padre González (párroco de Pallasca) en 1915.
Vale la pena preguntarse: ¿Es posible que vamos a permitir que la historia se repita en Corongo? ¿Será el destino prematura e ignominiosa que superó al culli precipitar la muerte de nuestra otra lengua ancestral así? Este idioma de nuestros antepasados, el llaqwash, se estima en todo el mundo de la investigación educativa, científica y humanista. Sin embargo, a nivel local, en gran medida no se tiene en cuenta e incluso se margina el uso del idioma como "inculto" o incluso "un retraso". Antes de que sea demasiado tarde, reconozcamos al llaqwash como gran logro de nuestra cultura y sociedad legendaria Koriyunga (Liñán Espinoza 1984). Y tomemos medidas para preservar y revitalizar el llaqwash, un componente integral e inestimable de nuestro patrimonio cultural.
En este breve gramática pedagógica, es nuestro deseo que la riqueza y complejidad del llaqwash, es decir, el quechua de Corongo, sostenerse, y que sea estudiado, aprendido y apreciado por su contribución a la cultura y el conocimiento coronguino—pasado, presente y futuro. Que el prestigio y la dignidad se atribuyan a todos los que preservan activamente hasta hoy en día uno de los recursos más preciados, el de la lengua hablada de nuestros antepasados.

Referencias
Durston, Alan. 2007. Pastoral Quechua: The history of Christian translation in Peru, 1550-1650 [La historia de la traducción cristiana en el Perú]. : Notre Dame, Indiana: University of Notre Dame Press.

Hintz, Daniel. 2000. Características distintivas del quechua de Corongo. Lima: Instituto Lingüístico de Verano.

Hintz, Daniel con Flavio Pinedo Domínguez. 2008. “Achkë (La bruja en el quechua de Corongo).” En D. Weber y E. Meier, (eds.), Achkay: Mito vigente en el mundo quechua. Lima: Instituto Lingüístico de Verano, 71-78.

Liñán Espinoza, Fausto. 1984. Corongo: Perfil Cultural Koriyunga. Lima: René Faunier.

Torero, Alfredo. 1964. “Los dialectos quechuas.” Anales científicos de la Universidad Agraria 2.446-478.

Daniel John Hintz
Gudelia Medrano Espinoza
Abila Collantes Córtez


Han comenzado las clases en el primer año de secundaria, hemos ingresado al segundo nivel educativo como estudiantes, de ahora en adelante se usara el uniforme caqui con corbata, cristina y nuestro primer galón rojo en las hombreras de la camisa con la insignia del colegio en la manga, los zapatos lustrados y relucientes “como un espejo” que eran las directivas impuestas por el auxiliar del colegio como bienvenida. Este nuevo status estudiantil nos emociona gratamente.

Nuestro salón de clases es el más numeroso y bullicioso de todo el colegio Nacional Mixto San Pedro de Corongo, cincuenta y tantos alumnos aproximadamente venidos de diferentes lugares de la provincia, menuda carga de control de la disciplina, más aun cuando tarda en llegar el profesor a dictar la clase del curso de la siguiente hora.

Los amigos de promoción de la escuela de primaria buscamos  ubicarnos en las carpetas que por supuesto será de la mitad del salón para atrás, lejos del escritorio del profesor, pues así será mejor para la tranquilidad de él y de nosotros que es un decir porque casi siempre nos pillan haciendo una travesura que al final de la tarde seremos retenidos una hora después de las cinco por indisciplinados, parados en el patio para que todos vean y sirva de ejemplo para los demás y sepan que nuestra hora de salida ha sido retrasada.
Las compañeras que salen a casa ya, se apiadan y escuchamos su solidaridad en vos baja para con nosotros. Hoy haremos la promesa de portarnos mejor al día siguiente para evitar esta  “ejemplar” exposición.

Alguno de los alumnos de los años superiores que sobresalen por su especial personalidad nos servirán de ejemplo a imitar, nos llama la atención sus formas de sus el uniformes con cierta elegancia, con las líneas del planchado bien definidas. Averiguaremos el porqué de sus cabellos siempre lucen bien peinados o con que “jabón perfumado” se asean que siempre huelen bien, que alguna compañera nos da la respuesta a nuestra inquieta curiosidad comentándonos que usan brillantina GLOSTORA para fijar el peinado del cabello y para después del afeitado refrescan la piel con loción AGUA VELBA que tomaremos en cuenta rápidamente e iremos en busca de esos productos a la tienda de Manuel Armijo porque no podemos quedar atrás aunque no nos afeitemos aún, eso no será motivo para no usar ya esa loción, nuestro entusiasmo crese más cuando nos enteramos que a las compañeras les agrada la fragancia de las colonias, creo que estamos despertando a  las vanidades de la vida pese a nuestra temprana edad.

En las horas de recreo en el canchón para tal fin, husmeamos amenas conversaciones de los alumnos mayores con aventuras amorosas que narra alguno de ellos y que seguramente lo hace para impresionar a los otros por la disputa que tienen en conquistar a las chicas más hermosas del colegio, alardean sus fantasiosos sueños y es más que seguro que ellas no se han enterado que “tienen” enamorado ya. 

Transcurren los días y entramos a las primeras evaluaciones de los cursos que llevamos, algún compañero con cierta experiencia por ser repitente del año nos comenta que a pesar que estudia  “tiene problemas para resolver el examen” así que tendrá que hacerse un diminuto “acordeón” de papel para sintetizar allí lo más saltante del  cuaderno del curso que le servirá de “apoyo” en la hora de la evaluación. Lido Vidal colegial “colorado el” de ojos claros que según comentan parece ser “hijo de hacendado” calzado con botas camperas, vivaracho y de rapidez mental para salir de situaciones inesperadas le puso como chapa “el músico” porque  su “acordeón” y que a su vez “Neto” Pinedo le pone a él como sobrenombre “barajo” Vidal por la habilidad de salir de situaciones embarazosas cuando el profesor lo encuentra distraído en alguna charla amena en plena clase.

La formación impartida en casa por nuestros padres hará que tomemos con entusiasmo contagiante esta nueva etapa formativa ávidos de aprender los nuevos cursos que nos dictan, pero que casi siempre perderemos la atención a la exposición del profesor por la ocurrencia de algún compañero y que nos descubrirá celebrándolo con mucho fervor y será motivo para una pregunta por parte de el sobre el tema de su clase, que no sabremos responder dando pie para una recriminación publica y ante la mirada de todos nos hace recordar hasta de la honorabilidad de nuestro progenitor que no lo sabemos “llevar como él se merece”. Menudo problema en que nos hemos metido, peor aun cuando nos ofrece ponernos un cero en conducta en su registro de calificaciones por nuestro “notable” comportamiento  al  final del trimestre.


Las nuevas compañeras muchas de ellas venidas de los distritos que conforman la provincia y que están alojadas en casas de familia, dejaran la timidez de los primeros días y comienzan a hacer amistades que luego pasaran a ser ilusiones con algún compañero “guapo” y que al enterarse de algún comentario sobre ese “tema” negaran aquellas afirmaciones, aunque a algunas quisieran que sea realidad en su intimidad, pues hace rato que le han hecho algunas miradas inquisidoras y procuran que nadie se entere de esa adolecente inquietud.

Los lunes de cada semana a primera hora es la formación de todo el alumnado por secciones, se entonara el himno Nacional bajo la atenta mirada de las autoridades educativas en general y en el control disciplinario del brigadier del aula que es un alumno del quinto año que no dejara de echar una mirada a la formación porque ya sabe que en la sección nuestra en cualquier momento puede salirse de su control si se descuida y quedar en aprietos por algún ocurrente compañero “inspirado” con algún comentario,  que desatara una risa reprimida de los “educandos” y dará origen a un murmullo general del resto de las secciones, por la atrevida “osadía” de los cachimbos.
En horas de la clase de matemáticas antes del ingreso del profesor a cargo se entablaran algunos comentarios apocalípticos de la dificultad de dicho curso por compañeros que tienen hermanos mayores en años adelantados y le dejaron como herencia el libro de Aurelio Baldor matemático cubano cuya recomendación para adquirirlo es hecha, pues será de mucha utilidad y que no todos tienen esa posibilidad de adquirirlo por la estreches económica que se vive en casa.

El profesor del curso es Sr. JuliánVigo joven educador de gruesos lentes, de personalidad dura y seria dará motivo a un absoluto silencio cuando haga su aparición en la puerta del aula y que algún compañero ha dado ya la voz de alarma ante su cercanía por los pasadizos del patio desde su privilegiada posición junto a la ventana del salón de clases.

Luego de su exposición del curso dejara como tarea para resolver en casa los problemas “de la página tal... del numero tanto hasta el numero….” del libro de algebra de Baldor para la próxima clase. Pocos son los que muestran un algún entusiasmo, pues más son los comentarios de  “lo difíciles que son para resolver los problemas de Baldor she” generalizándose así el temor por dicho curso, que tendrán que hacer cada uno los mejores esfuerzos para superar los problemas de aprendizaje pues en las primeras evaluaciones no son nada alentadoras.

La entusiasmada avidez por la asistencia diaria al colegio se incrementa más porque el negro Matos trae un encargo personal hecho por una compañera de otro salón cuando dice:
-       “oe” she:  Nancy manda saludos para ti…
¿Saludos?....
¿Cómo se toma ese cumplido? Si todavía se anda pensando en que llegue la hora de salida para ir corriendo a casa para sacar el “jeep” de madera que hemos construido para jugar en la vereda de la calle “montado” en ella con los amigos del barrio de San Cristobal.

                                                                 

Parte II


Los primeros rayos de sol anunciando la llegada del nuevo día resaltan el verdor de la vegetación que cubren el San Cristóbal en cada mañana y en armonía perfecta con el fondo azulado del cielo nos dan la privilegiada vista de este bello amanecer. Las campanas del reloj despertador desde su estática posición en la repisa del cuarto vigilante al paso del tiempo se encargó con su ruidoso ronquido sordo que los dulces sueños de la abrigada cama han terminado, pero nos resistimos en aceptar que eso sea cierto y abrigamos la pequeña esperanza con cinco minutos más de sueño, motivo justificado para no salir aun del lecho.

El llamado enérgico de mama hace que la ilusión termine y tengamos que salir presuroso en busca del uniforme y los zapatos, que al pie de la cama reclaman una urgente y acariciante lustrada de betún “nuget” para recobrar algo de brillantes después que en la tarde anterior tuvo que soportar el partidito de fulbito a la salida del colegio en el terral del pampón de la chacra junto al rio al pie del “parque” de Cayarina.

Terminado el desayuno como retoque final antes de salir pasa por el espejo y con un poco de brillantina fija el peinado de su cabello y  refresca las mejillas con la fraganciosa  loción que tiene escondido en un lugar seguro para que no lo encuentre su hermano menor y sea delatado por usarlo porque teme que mama lo descubra usando perfume de “viejos” y apura el paso en busca de la puerta hacia la calle para iniciar la rutinaria  caminata hacia el colegio. Al llegar a la plaza se une al grupo de compañeros y compañeras de años adelantados que la cruzan entre alegres saludos por el reencuentro e intercambios de comentarios por alguno de ellos que no termino el trabajo del curso de literatura dejado como tarea por la joven y agraciada docente Jesús Roldan, tratada cariñosamente por todos como la profesora “Quichu”, coronguina ella que se encuentra laborando en el colegio por el inmenso amor que le tiene a su tierra, dueña de una inmensa paciencia para poder controlar la disciplina de sus educandos, ganándose el respeto y admiración de parte de ellos. Más de uno suspirara por su gracia femenina que irradia simpatía y cariño.

Por ella vamos descubriendo a los célebres escritores como Calderón de la Barca, Miguel de Cervantes Saavedra, Ciro alegría, Abrahán Valdelomar o a Cesar Vallejo y otros más que son los iconos de la literatura universal y nos recomienda leer alguna de sus obras que podemos encontrar en la recientemente inaugurada biblioteca del colegio cuya atención a partir de las seis de la tarde es propicia para asistir a ella entusiasmadamente porque además nos sirve para ir socializando con las compañeras que también van a hacer consultas para ayudarse en las tareas dejadas en los diferentes cursos.

El salón de la biblioteca es alumbrada por dos potentes lámparas Petromax a kerosene ubicadas estratégicamente para una mejor iluminación, la joven bibliotecaria Julia Salinas es la encargada de la atención requerida a cada consulta de los jóvenes lectores.

La biblioteca solo brinda atención nocturna, perfecto pretexto para salir cada noche de casa en busca de ella con inusitado entusiasmo con los cuadernos de apunte bajo el brazo y que seguramente será motivo de alguna orgullosa charla de mama con la vecina del costado que acaba de encontrar, comentándole el radical cambio de actitud de su hijo que hasta hacia poco “mataperreaba” con los amigos “perdiendo” el tiempo en alguna esquina de la calle en horas de la noche.
La novedad del día en el colegio es la llegada de una nueva estudiante para el tercero “venida de Lima she” que trae el negro Matos:
-       Me han dicho que se llama Paolita.. she y creo que esta noche va a ir a la biblioteca a hacer sus tareas. Comenta con entusiasmo.

La oscura noche alumbrada por la débil luz producida por la planta eléctrica al pie del San Cristobal contrasta con la iluminación de la biblioteca del colegio y que nuestros ojos tardan en procesar cuando se llega a la puerta de ingreso que al cabo de algunos segundos logramos recuperar y tratamos de ubicarnos en alguna de las pocas carpetas de un rincón que quedaban vacías porque inusualmente parece que esta noche han asistido más alumnos varones que los normalmente van.

Resignados por no ocupar el lugar de siempre, desde el rincón el negro Matos va en busca de ubicar a Paolita bajo el pretexto de pedir un libro de consulta a Julia y con agitados pasos  vuelve y dice:
-       ¡Esta allá she!  ¡junto al mostrador de atención! Exclama
-       Seguro que por eso han venido todos estos pendejos…dice a modo de reclamo.

A la llegada de alguna chica nueva al pueblo ya sea por las fiestas de junio o para estudiar siempre despierta entusiasmo he ilusiones de los adolescentes de diferentes edades, más aún si estas son venidas de las grandes ciudades pareciera que todos están tras ella en busca de iniciar una amistad y todo indica que él  también reclama una oportunidad no importa los catorce años que tiene aún.
Las rutinarias noches de biblioteca con ansias de conocimiento e investigaciones escudriñando libros que generosamente brindan sus páginas es como una bendición de sabiduría para todos que en su busca van pero también por miradas intercambiadas de alguno de ellos con alguna de ellas, será el inicio del presto ofrecimiento  de  compañía a la salida de la sesión en forma clandestina por los comentarios impertinentes que puedan hacerse y puedan llegar a los oídos del auxiliar Mejía oriundo de Huallanca cual guardián celoso de una disciplina férrea que no tiene que ser vulnerada. Su formación de militar en retiro le da la dureza en el trato al estudiantado que ya muestran ciertas resistencias a estas prácticas casi dictatoriales y antipedagógicas.

Es mediado de junio de 1,968 por motivos de urgente viaje el director el Sr. Cotos que ha dejado encargado la dirección al sr. Eleuterio Sotomayor empleado administrativo no docente del colegio, de formación educacional de tiempos en que “la letra con sangre entra” de tiempos pretéritos, que ha asumido con vehemencia extrema las riendas disciplinarias.

En un encuentro fortuito con el alumno del 5to año brigadier general Neto Pinedo le lanza una regla en la espalda suscitando la violenta reacción de este levantándole la mano en respuesta a su acción, rompiéndose de esa forma la frágil relación que aún había entre educador y educando hasta esos instantes.

El escándalo mayor suscitado ha terminado con la decisión de suspensión por una semana del brigadier general lo que origina a una solidaria reacción del alumnado de los diferentes años por los precedentes que se vienen arrastrando con anunciada anticipación por el auxiliar Mejía.

La respuesta ante esas circunstancias se forma un comité de lucha estudiantil y se toma la decisión de hacer una toma de colegio como respuesta para poner coto a  la situación imperante.

Los años que se viven de rebeldía popular a nivel internacional contra el estatus establecido que “América no será más el patio trasero de EEUU” y como icono de ello la revolución cubana es el ideario de las nuevas generaciones y ejemplo para cuestionar lo establecido estas tienen respuesta en la nueva hornada de la juventud.

El día D ha llegado la hora de iniciar las acciones acordadas,  empieza cuando el portero Ángel Moreno abre las puertas para el ingreso del alumnado y se ausenta de su puesto como todos los días lo hace para cumplir con la tarea que tiene asignada a primera hora por la dirección, la totalidad de alumnos se encuentran ya en el interior del colegio, el comité organizador toma el control y como primera acción se cierra la puerta principal por los encargados para esa misión con Pepe León a la cabeza.

Pepe Jallan en el grupo de agitación y propaganda se encarga de informar al alumnado la decisión tomada, resaltando la serie de circunstancias que han ido sucediendo de en el día a día académico como maltratos por parte del auxiliar Mejía, la administración y la represalia tomada por el caso de Neto Pinedo suscitando una entusiasmada respuesta de respaldo por la mayoría de estudiantes cual masa enfervorizada de bolcheviques se unen en apoyo a sus líderes en la rebelión y ayudan a reforzar la seguridad de la puerta principal con carpetas para bloquear el ingreso desde el exterior como reacción a la medida de fuerza.

También hay alumnos temerosos y preocupados por las represalias que tomaran las autoridades cuando esto termine:
- Seguro que nos van a expulsar she…  
- Yo quiero salir de aquí she.. Mi papa me va a castigar déjenme irme por favor… Se escucha por ahí
Una vez tomado el control, inmediatamente se hace una asamblea general de estudiantes y se discute una relación de pedidos que resolver como propuesta para levantar la huelga y se espera la llegada de las autoridades educativas y políticas que no tardan en enterarse de la crisis educativa que se ha suscitado.

Mientras tanto las “bases estudiantiles” en alerta permanente para cualquier respuesta a una intervención se encuentran cada sección en su respectiva aula, la nuestra a puerta cerrada es de una bulliciosa expresión de jolgorio aprovechando el tumulto Iver se encontraba intercambiando jugueteos de manos con Mary, el negro Matos no dejaba de comentar que ya es amigo de Paolita y contento muestra el cuaderno de historia universal de ella porque tiene el encargo de hacerle un trabajo pendiente. Así van pasando los minutos cuando por una de las ventanas del salón nuestro que da a la calle del jirón Lima se observa la llegada de un contingente de autoridades encabezados por el sub-prefecto, el alcalde provincial,  el jefe de la policía y algunos padres de familia y piden en voz en cuello que:

       -¡Abran la puerta inmediatamente!....   ¡Esto es una orden!
Inmediatamente se pide al comité organizador a dar una respuesta “contundente” a aquel “atrevido” requerimiento y se escucha como respuesta por parte de los “insurgentes” que eso no será posible si no se discute la serie de reclamos pendientes que se tiene y es más aún:
       -¡Este día es el inicio de una huelga de hambre general!

La respuesta no es aceptada por las autoridades. En vista que no pueden acceder a que se abran las puertas y viendo que la decisión de los estudiantes es radical se retiran a otro lugar a deliberar las acciones a tomar.

La vos de la huelga de hambre de los estudiantes del colegio a recorrido la ciudad como reguero de pólvora, muchos padres de familia que se han acercado a ver los acontecimientos y preocupados por las horas que van transcurriendo siguen sin solución a la vista deciden regresar a casa a prepararles el almuerzo del día y cuando vuelven con los fiambres esto son recibidos con sogas que son descolgadas por algunas ventanas que dan a la calle y oh sorpresa pareciere que este día es un día festivo pues las portaviandas traen deliciosos picantes de cuyes, escabeches, papas a la huancaína  y otras delicias culinarias más, son muestras que los padres de familia tambien se están solidarizándose con la radical toma estudiantil.

La hora de negociaciones han llegado después de discusiones por ambas partes enfrentadas, se acuerda hacer la reunión en el local municipal como lugar neutral entre la delegación estudiantil encabezado por Neto Pinedo, Jallan Izaguirre, Cuñingo Bojórquez, Pepe León, Oscar Zavaleta, Jorge Liñán.

Por la otra parte además de las autoridades políticas los profesores como Víctor Avalos, el Dr. Fausto Liñán, Gonzalo Jara, Amparo Pereda. El enfrentamiento de opiniones termina en un acuerdo aceptando 18 puntos de los reclamos de los estudiantes y una suspensión de 15 días a Neto Pinedo como sanción administrativa por el altercado suscitado con el Sr. Eleuterio Sotomayor encargado provisional de la dirección del colegio.
La delegación estudiantil regresa e informa los acuerdos tomados con las autoridades y desata una algarabía general, más aun cuando se enteran de los pormenores de las deliberaciones con las autoridades reacias a aceptar sus responsabilidades en la respuesta  estudiantil a sus desaciertos, pidiendo inclusive para alguno de ellos sanciones de expulsión definitiva del colegio, pero con los serios argumentos esgrimidos por los dirigentes tuvieron que aceptar su derrota.

                                                                            Continuara…..